Páginas

miércoles, 20 de febrero de 2008

Una visión de libro

"De los dos grandes arquitectos del movimiento moderno Le Corbusier es sin lugar a dudas brillante; autor de una producción extraordinaria era un genio al estilo de Picasso que se reinventaba continuamente a sí mismo. Van der Rohe, en cambio, era más proclive a la depuración brillante.
Cuando visito un edificio de Le Corbusier, nunca pienso que es simplemente perfecto. Sus edificios pueden ser impresionantes, siempre son interesantes, pero nunca dejan satisfecho por completo. Y es que no estaba interesado en la perfección. Van der Rohe, por otro lado, tomaba las cosas y las simplificaba. Realizaba una operación de filtrado para el observador. Era un perfeccionista, mientras que a Le Corbussier no parecía importarle tanto las imperfecciones. En última instancia, Van der Rohe produjo mucho menos que Le Corbusier. Sin embargo, habría que recordar que cuando a Derek Jarman se le preguntó cómo había conseguido hacer tanto simplemente respondió: "He tenido suerte: no nací perfeccionista"
John Pawson de su libro "Minimum"

3 comentarios:

amaliovilla dijo...

"Less is more"

Mies Van der Roehe.

Adolfo Calatayu dijo...

Simplemente genial,y esa cuestión del "determinismo arquitectónico"...
Qué bárbaro.
Cariños

tinez dijo...

Sabés? no sé si viene al caso, pero releyendo este post quería comentarte que me encanta la obra de Frank Lloyd Wright. Solo eso.
Un beso