Páginas

miércoles, 14 de mayo de 2008

Es dificíl decir yo soy

Yo no puedo ser la causante de tu felicidad; puedo gozar con tus sonrisas encantadas de otoño. Vos no podes pedirme que te haga feliz; puedo enseñarte cuantos colores salen del prisma cuando lo atraviesa el sol para que vos lo experimentes. Yo no soy tu alegría; me divierto con tu fantasía. Yo puedo amarte hasta enloquecer y volver a la cordura para seguir amando sin tener conciencia de la razón. Pero no soy el amor. Dejame partir aunque sientas pena. Porque yo no soy el dolor, soy la consecuencia.

11 comentarios:

Bruno dijo...

Creo que entiendo a lo que vas. Es que todos tenemos la costumbre ultra arraigada de confundir causa con efecto. Si a ello te referís, si, te entendí.

Besos!

Ada dijo...

Bruno: por supuesto! Que bueno que hayas pasado un rato, yo siempre te leo pero sos tan claro que no puedo comentar nada! te mando un beso enorme

Leandro dijo...

Oh my god! L aúltima frase Adaaaaaa!!! La verdad más aterradora!...¿sabés lo dificil que es dejar ir a la persona que amás?... Seguro que si. Todo muy dificil.

Muy lindo, pero el final es increible..

Besos

La candorosa dijo...

Me gustó mucho su texto, señora!!!

Dejar partir como partir, no es tarea fácil... ni es responsabilidad del otro hacerlo o dejar de hacer.

Cada uno de nosotros debería encarar la vida, con sus retos, placeres, penas, alegrías y todo lo que vivir significa... con la simple premisa de saber que todo lo que hiciéramos sería para bien, de este modo todos disfrutaríamos de nuestros respectivos logros y emociones!!!

Saludos y candor!!

mofin dijo...

...así a botepronto me cuadra más el nombre como causa y el adjetivo como consecuencia...

eso sí...es redondo, cada vez que lo lees, es lo que busco muchas veces y puede que a veces me autoconvenza de que lo he conseguido...

el significado, como ya he dicho por ahi...lo pone cada uno

redondo ada...redondo

tinez dijo...

Ada,

Escuchar la palabra adiós es tan duro como decirla...
Hay algo en tu texto que hace que lo lea una y otra vez, hay algo en él que me inquieta. Es bello, gira, gira y gira.

Te felicito

Manuelita dijo...

Impecable!

Ada dijo...

Lean: todo lo relacionado con perdidas es difícil pero se me ocurre más complicado ubicar cada pieza en su lugar..te mando un beso inmenso!

Cando: es cierto, todos deberíamos obrar "haciendo el bien sin mirar a quien" como decían las abuelas. Pero los humanos tenemos la costumbre de adosar responsabilidades a otros, que a veces son solo nuestras. Muchos abrazos bien simples!!

Mofin: gracias por el elogio bonito! las palabras tienen el don por el cual cada uno le da su significado, para mí las tuyas son muy hermosas!

Tinez: Ud. es siempre muy generoso conmigo! y coincido en que decir adiós es también muy doloroso, siempre son tristes los finales. Por eso ahora le mando un beso pero con continuidad!

Manuelita: gracias por tu visita! es lindo verte por acá porque aunque no deje comentario siempre ando chusmeando todo lo que contás! un beso

Stella dijo...

Hola!
Qué suerte que cumpli años y pasaste a saludarme! Asi pude conocer tu blog!

Uno tinede a depositar en el que ama muchas cosas, inclusive la razon de las alegrías o tristezas. Y en realidad no es asi.
Conicido con lo que tan bien escribiste!
Me encantó!

Un beso!!!

Adolfo Calatayu dijo...

Amiguita querida: no soy muy afecto a las despedidas ni nunca lo seré; son terribles,desgarradoras,yo adhiero a la permanencia,nada de "todo fluye" ni del tránsito de las cosas.
Carne de diván...vió? igual me quiere?
cariños

Ada dijo...

Stella: que lindo recibirte! te mando un beso y hasta la próxima!

Adolfo: por supuesto que lo quiero! a quién le gustan las despedidas? yo también adhiero a la permanenecia pero cuando tiene un sentido pleno. Le mando un beso enorme pero sin despedidas