Páginas

miércoles, 28 de mayo de 2008

Aniversario 25

Las madres nunca tenemos plena conciencia del legado que dejaremos en nuestros hijos.
Por mi madre yo aprendí basicamente a divertirme y a no perder el espiritú lúdico. A cantar aunque no sepa la letra de una canción y la termine inventando.
Juntas descubrimos a Boticelli y los hermosos rostros de sus mujeres; ella siempre estaba leyendo y tratando de aprender cosas relacionadas con el arte. El día que descubrió a este pintor, por unas enciclopedias semanales que vendían en los kioscos de revistas, quedó fascinada. Todavía tengo esa colección y cada vez que veo los cuadros recuerdo sus comentarios relacionados con el amor que el artista debió haber puesto al pintar rostros tan bellos.
Aprendí a cocinar panqueques a los seis años porque eran mi debilidad; me enseño como prepararlos y esta receta clásica puedo hacerla hasta con los ojos cerrados.Intentó siempre transmitirme su amor por los animales hasta los más insignificantes, cosa que no logró con los insectos. Cuando encerró a un puñado de hormigas en una servilleta para que escucharamos como se quejaban (las hormigas en este estado transmiten un sonido extraño) recuerdo que salí corriendo muerta de miedo. Lo mismo que cuando me mostró una araña de cerca para que entendiera que el bicho me tenía más miedo a mí.. Pero sí pude aprender el amor a la naturaleza, a los árboles, las flores, los ciclos vitales..todo se resolvía como un ciclo natural.
En ese ciclo, su vida terminó muy pronto, cuando yo tenía once años. No creo que un ser superior quisiera que esté a su lado o se la "hubiera llevado" porque era demasiado buena. Con el tiempo entendí aquello que el nacer y el morir son extremos que se juntan cuando sabemos que ninguno nos pertenece, que pocas decisiones de nuestra parte pueden interferir en ese momento.
Los que la conocieron mucho, con su buen humor y su solidaridad constante, me recuerdan siempre lo mucho que me parezco a ella a través de los años. Acontecimiento paradójico si lo hay ya que hemos pasado muy poco tiempo juntas y en este momento yo viví más años que ella. Tal vez el tiempo, como hoy lo conocemos, sea lo más relativo de nuestra vida, algo que medimos sin entender que tampoco nos pertenece.
Mi recuerdo en su aniversario es para ella, que sin lágrimas de dolor, cada día me emociona al entender cuanto seguimos unidas...

6 comentarios:

La candorosa dijo...

¡¡Que bello recuerdo!!!,

Que le puedo decir... la emoción de saberse unida a su madre, es algo muy especial, para aquellos que compartimos ese sentir, lo entendemos..

Emocionadas felicitaciones por su post.
Estas fechas nos ponen sensibles...

¡¡Besotes y abrazotes con candor!!

Adolfo Calatayu dijo...

Adita querida: acaso está hablando de "Pinacoteca de arte"? esos fasciculos maravillosos que tenían problemas con las gamas bajas,o sea,sus oscuros eran fatales.
Que hermoso y sensible recuerdo de tu vieja,me alegro mucho que poseas ese tesoro.
Le hago un mangazo? cuando pueda me hace 8 o 9 panqueques? como me gustan a mí,con muy poquito dulce de leche y medio kilo de crema cada uno jajajajajajajaja
Besitos nostálgicos

Ada dijo...

Cando: también leí tu post de las escarapelas, pero me sentí tan falta de palabras que no pude agregar ningún comentario. Gracias por tu candor!!

Adolfo: las enciclopedias que yo digo se llamaban "Grandes Pintores" (muy originales con el título) y eran de un tamaño considerable y en tapa dura, están buenas porque son solo pinturas sin texto. Por las librerías de calle Corrientes todavía se encuentran algunas. Y respecto al tema panqueques, cuando guste! pero no se los envío porque se complica un poco el transporte de la crema, no le parece? besos dulces!

Bruno dijo...

Un abrazo enorme y mis más sinceras felicitaciones por la madre que le tocó en suerte. La tengo que felicitar, porque una persona que haya dejado terrible marca positiva en una hija, justifica su paso por el mundo. Besos!

Manuelita dijo...

Hermoso, realmente hermoso.
La tranquilidad que se lee entrelíneas, a pesar de la oportunidad, es confortante.
Saludos

PD: Y pensala, pensala mucho (más que recordarla).

Ada dijo...

Bruno: gracias por tus palabras tan bonitas!! te mando un beso enorme también!!

Manuelita. es cierto, hay mucha paz en estas líneas. Gracias por tu comentario y un abrazo muy grande!