Páginas

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Primavera

No es justo el amor añorando. No es justo. No es justo el filo de la aguja punzando la llaga para que no cicatrice. No es justo caminar sobre los espejos rotos para llegar a la cama vacía. Para descansar. Para dormir. Y no soñar. No es justo que todo suceda al mismo tiempo y no podamos vivir todas las vidas posibles. Pero no quiero justicia. Te quiero a vos.

3 comentarios:

SUSANA dijo...

Tus letras me movieron el piso. Son abiertas y también íntimas... como para reflejar tu sentir y permitir al lector que se refleje y se encuentre en ellas.

La Primavera tiene estas cosas.

Mi abrazo Querida Amiga y Muchas Gracias por la publicación!

Ada dijo...

Susana: siempre tan generosa y dulce con tus palabras..te mando un abrazo gigante!

La candorosa dijo...

El dolor por lo que ya no está podría evitarse aceptando el olvido.

Los ciclos de la naturaleza no enseñan a renovarnos, con un nuevo florecer, como lo hace cada año, cada primavera.

Hermoso y sentido texto!!

Saludazosssssssssssss!!!