Páginas

miércoles, 26 de noviembre de 2008

De cuentos sin imaginación


Contáme un cuento.
No! no voy a dormirme ni en tu regazo, ni en tu cama o en el sofá, solo quiero escuchar una historia.
Entonces me abrazaste y me diste un beso. Pero no como el que yo siempre imaginé; era un beso amargo y profundo. Yo no te pedía un beso! quería una historia de ficción con cualquier final, total...era pura imaginación.
Cuando el destino nos besa en la boca, en lugar de darnos un cuento, me dan ganas de irme a dormir en cualquier lado...

11 comentarios:

La candorosa dijo...

Cuando la imaginación no cuenta con recursos suficientes, busca el salvoconducto de los besos...

Saludos!!

Arcángel Mirón dijo...

Supongo que será porque un cuento nos permite la huída, y un beso no.

SUSANA dijo...

Imaginar un cuento tiene más requerimientos que un beso. Hay quiénes no están dispuestos a dar tanto, una pena.

Preciosas letras Amiga, y con "mucha tela" para cortar.

Mi besote para Vos!

Ada dijo...

Cando: a veces resulta, pero otras no tanto..saludos muchos!!

Arcángel: un cuento nos puede trasladar a cualquier lugar si el contador es bueno, no le parece?

Susana: comparto sus palabras querida amiga..es una pena..muchos besos

Adolfo Calatayu dijo...

Está tan pero tan lindo,que no sé que escribirte bonita,pero de verdad eh?
Me encantó.
Cariños

Ada dijo...

Adolfo: pero muchas gracias señor! ya lo dijo todo. Beso!

MaleNa Ezcurra dijo...

Preciosas palabras teñidas de nostalgia, de dulce deseo.

Te leí en la casa de Adolfo y me embriague con tus letras.

Gracias.

Ada dijo...

Malena: gracias por tu visita y tus palabras. Un beso

Conciencia Personal dijo...

Con cariño especial recuerdo a un bloguero contándome cuentos antes de dormir; hoy ya no está...

Gracias Ada por tus pasos en mi casa, que también es la tuya...
Tres besos: para ti, para mi hermano Adolfo y otro para Male.

Monique.

luis dijo...

siempre sonrie uno cuando visita este blog

Ada dijo...

Monique: gracias por tus palabras, siempre aprendo mucho en tu lugar aunque no haya dejado un comentario hasta ahora. Saludos!

Luis: gracias! te mando un beso grande