Páginas

miércoles, 19 de marzo de 2008

El tiempo que perdí por mi rosa..(cap.XXI del Principito)


No me gusta cortar los árboles. Ni los arbustos. Ni siquiera el pasto. Y no es por vagancia. Cuando era muy chiquita, tendría unos cuatro años, mi mamá me enseñó que las plantas tenían vida. Lo comprobamos juntas con una azalea que se estaba secando en una maceta. Ella me contó como un cuento, que si todos los días yo le hablaba un poco (no mucho como era mi costumbre) la plantita se pondría feliz y no se iba a secar ; se pondría muy grande y fuerte. No sé si mi madre la regó más de lo habitual, o colocó algún fertilizante, o era para no escucharme cantar con esa voz aflautada que suelen tener las nenas..pero la planta creció...mucho.
A veces las madres, o los padres, no tenemos idea de cuanto podemos influir en la historia de nuestros hijos. Una vez vivíamos sobre una avenida que al ser remodelada le fueron sustraídos todos los árboles añosos, con unas máquinas enormes y amarillas los arrancaron desde la raíz. Cuando ví la escena me puse a llorar con una pena tremenda, y ahora pienso que mi sensibilidad ya estaba bastante desbordada entonces. Hoy el pasto de mi jardín estaba más que alto. Como si la naturaleza se ríera, las plantas que viven en él toman unas dimensiones enormes y desordenadas en poco tiempo. Y cada vez que tengo que cortarlas les pido perdón...sé que solo las corto para ser una persona supuestamente civilizada, para que los yuyos no me invadan la casa. Y nunca intento hacer paralelos entre el jardín y mi vida personal.

21 comentarios:

Mariana dijo...

Sensibilidad que se ve que compartimos por las plantitas.
Yo resolví esta contradicción pensando que las podas y los cortes de césped son equivalentes al cortado de cabello para un ser humano, después de todo les dicen puntas florecidas a las que hay que cortar, o no?

Ahora bien, arrancar un árbol desde raíz, a menos que esta ya esté seca, es un punto totalmente distinto. Jumn.

Tahuantinsuyo dijo...

Creo que no podemos olvidarnos de nuestra vieja sensibilidad, y con respecto a los árboles... creo que siempre han sido la mejor compañía para mí, espero no tener que llegar a ser un hombre tan civilizado, a pesar de la internet.

tinez dijo...

Mi último domicilio en Argentina fue en la ciudad de Guernica. En 15 días (diciembre '00 - enero '01) hubo dos tornados. Perdí 15 de mis 39 grandes árboles y se me secaron los lagrimales de tanto llorar. La casa resultó intacta, algunos decían que afortunadamente, pero yo no lo vi así: ojalá hubiese sido al revés. La casa tenía arreglo, mis plantas no.
En mi caso el paralelismo fue total: los tornados fueron el punto más alto del vendaval que era mi vida. Besos

http://www.clarin.com/diario/2001/01/11/s-03201.htm

Ada dijo...

Mariana: sí, ese es un buen punto. También es cierto que si se deja las malezas toman el control de todo, ja,ja. Justo ahora que viene el otoño se acerca la época de cortes..Saludos con brotes

Tahuantisuyo: nuestra vieja sensibilidad nos podría salvar de muchas cosas. Muy linda tu visita

Tinez:Que terrible vivir una situación así! Leí la nota y..que impotencia, no? La naturaleza tal como es, sin nuestro control, siempre nos ubica en el justo lugar.Espero que después de aquel vendaval la calma se haya instalado con continuidad. Besote

Adolfo Calatayu dijo...

"Quien ha aprendido a escuchar a los árboles, ya no desea ser un árbol. No desea ser más que lo que es.
Herman Hesse

Siento y pienso como vos; te digo más,acepto absolutamente la visión de Castaneda acerca que compartimos el "mismo reino",vale decir que son,como nosotros,seres orgánicos (si pienso que piedras y gemas viven,evolucionan y mueren,imaginate mi opinión sobre el mundo vegetal).
Un beso enorme

Cecilia Gauna dijo...

Ada. un regalo primicia.Mañana lo subiré a mi blog.Un poemita alusivo.

Un deseo

Yo quisiera tener
una planta pequeña
pequeña y sensitiva

una que en su verdor
salvaje, sin pupilas

silenciosa y profunda

una planta sin flor
torrentosa de savia
en su raíz abrace
terrones como almas

yo quisiera tener

una planta pequeña
pequeña, sin aroma

una que con su voz
desprovista de notas

abierta a la intemperie

nervadura de amor
cobijada de luna

arrulle a los que sufren.

Una planta de cuna.

Ada dijo...

Adolfo: ah! por lo que veo Ud. fue más allá, yo a las piedras todavía no llegué. Un besote

Ceci: recién hoy pude retomar la conexión a Internet y me encontré con tu regalo..que hermoso! muchas gracias, lo voy a tomar como punto de partida para un dibujo así hacemos ida y vuelta. Un beso inmenso

La candorosa dijo...

Las plantas están en este planeta desde mucho antes que nosotros llegáramos,por ello el respeto que merecen y nos causan...
Y no se preocupe, igual que usté, antes de tener que podar o cortar ¡¡¡les pido disculpas y permiso!!!

Tener conciencia de la naturaleza que nos rodea, ¡¡¡nos sensibiliza sobre la realidad del planeta!!!

Saludos grandotes ¡¡¡y candorosos!!

Ada dijo...

Cando: como esperar menos de alguien con tanto candor!! ya pasé a ver su nuevo lugarcito en la web..besotes con cambios

Adolfo Calatayu dijo...

Amiguita: usted es como yo,cómo madruga los domingos !!! jajajaja
besote

Cecilia Gauna dijo...

Al final mi regalito lo cambié todo!
Seguro mañana la subo a mi blog.
Me alegra que hagamos algo juntitas.
y tambien encontrar a doña Candorosa y a Calatayu que está hecho un metamórfico, cada vez se presenta con una foto diferente: estamos en el cambio...epa!
besos

Ada dijo...

Adolfus: aunque Ud. no lo crea (como decía Ripley) dormí un ratito y me levanté a las 7.30 am. Los domingos al mediodía son impagables para salir a andar en bicicleta cerca del río o hacer tai-chi..besotes aeróbicos.

Ceci:que buenos que estos cambios que se perciben nos encuentren tan creativos! no dejamos de ser vegetales, en el paso de estación cambiamos el follaje. Besotes de domingo

EL UTÓPICO dijo...

hola!!! muy lindo lo que escribiste.. una razón más para colgarme y no cortar el pasto.. jajaja saludos !!!!!!

Bruno dijo...

Me encantaría tener un Jardín. Viviendo en depto, me conformo con un Balconcito lleno de plantitas que la tempestad casi me arruina.

No podría hacer nunca un paralelo con la vida personal. No me animaría a ver el resultado.

Besos!

Ada dijo...

Utópico: para mí es una excelente razón. Saludos con pasto crecido

Bruno: No se preocupe que yo ni lo intento..besote

Anónimo dijo...

Good day!

I just wanted to say hi

Adios amigos

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

|
|

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.