Páginas

viernes, 25 de enero de 2008

Fumata

Fumo cuando tengo ganas de un momento de relax, sólo por placer y de vez en cuando. Por eso el otro día una amiga me regaló un paquete de cigarrillos hechos de trébol, jazmín, yerba santa y ginseng que trajo de Inglaterra sabiendo que no era un paquete que consumiría en un rato. Desde ese momento, cada vez que intento prender uno donde haya alguien más cerca de mí, un sinfín de adjetivaciones negativas se escuchan, no solo hacia mis cigarrillos sino también a mi persona.

A mi me encantaron y no les encuentro gusto a pasto, yerba, olor a fogata y otras cosas que pude escuchar, por lo tanto, o me abstraigo de los comentarios o los dejo para cuando estoy sola.

Una de esas madrugadas en mi jardín, cuando ya dormía la familia, los vecinos, los perros, los gatos (bueh, los gatos no duermen de noche, quien los tiene lo sabe) yo fumaba..y pensaba. Que bueno, que lindo es encontrar aunque sea una persona que entienda lo que decimos sin explicárselo, que puede emocionarse cuando le relatas algo que te pasó o que te manda a la mierda si es necesario, no porque no pueda contener sus ganas de ser sincero sino porque es posible que necesitaras que alguien te ubique de nuevo.

Te habrá conocido en otra vida, en otro espacio? ups..parece una respuesta tan tentadora...

Yo conozco una sola persona con la que casi no necesitaría hablar para entenderme. Y “sin ser mi marido, ni mi novio, ni me amante, ha sido quien mas me ha querido, con eso tengo bastante”.

Algunos lo llaman mejor amigo, yo le digo que es mi hermano cósmico.

8 comentarios:

alejandra64 dijo...

LA CANDOROSA dice:

Es verdad, existen esos seres.
Y la definición que usté le ha dado es muy buena: hermano cósmico, ideal.

Yo, con mi cuota terrestre les endilgo: "nos conocimos en otra vida y fuimos afines"

Los que hemos sentido esa energía con personas especiales en nuestras vidas... ¡¡buscamos un nombre para ellos!!

De todas formas, las etiquetas no son necesarias, nuestro espíritu, nuestro corazón y nuestra alma... los sabe reconocer, aún sin denominación.

Saludos!!

Ada dijo...

Si, es cierto. Uno a veces necesita catalogar sin ser necesario.

EL UTÓPICO dijo...

hola!!! gracias por tus comentarios!!! recièn "aparezco" porque ando dando vueltas de vacaciones.. jajaja muy buenas las fotos que estuve viendo!!! voy a seguir pasando!! saludos!!!!!

Ada dijo...

Gracias utópico por tu paseo, cuando gustes las puertas están sin llave. Saludos

amaliovilla dijo...

Conocí a mi "otro yo", pero fue como si nuestros destinos se cruzaran sólo por un tiempo.
Todavía recuerdo cómo nos entendíamos con tan sólo una mirada.
Ese nivel de comunicación no es común, ni fácil de encontrar.
Ojalá me vuelva a pasar.
Saludos.

Ambi dijo...

Uhhh, yo quiero puchos de esos, super livianitos sin nicotina...acá no venden?

Hola, vi luz, pasé y me gustó.

Ada dijo...

Amalio: Ojala volviera a pasarte! esas cosas nunca dependen de uno, habrá que esperar. Saludos

Ambi: podés pasar cuando quieras, también estoy cuando no se ven luces. En cuanto a los cigarrillos, estoy en campaña por encontrarlos por acá, todavía sin éxito. Saludos

Bruno dijo...

Espero que leas comentarios en post viejos.

Soy un ex fumador, de esos que le entran a más de dos atados por día.

Un día me harté y dejé de fumar, así de una.

Luego de casi 4 años, mi mujer me regala una pipa italiana, con tabaco dinamarques y todos los chihces. Debo confesar que el momento en el que te sentas a prepararla, prenderla y quedarte fumándola despació, es increiblemente relajante. Ayuda a meditar y todo y me importa muy poco los que se sorprenden de mi hábito.

Besos!