Páginas

domingo, 26 de abril de 2009



El suspiro se equivocaba de lugar. El firmamento tenía un sistema de torres donde la más alta podía sostener los vuelos, pero la base de aquella escala era tremendamente delicada. Por este motivo debía guardar un perfecto equilibrio; estaba fuera de rango un sutil agregado. Vagabundo en su búsqueda, se sintió tan triste por no ser admitido en ese cielo, que se sentó unos segundos en todas las plazas del mundo. Pensó en esos momentos como sería estar sin hogar, y al no encontrar una salida en semejante estructura, se puso a llorar como si fuera rocío de noche mojando las lilas y las violetas en las macetas. Por eso los días, compadeciendo su destino errante, se complotan para brindarle refugio. Supongo que por eso mi suspiro...

8 comentarios:

Cando dijo...

Hay días en los que los suspiros errantes anidan sin permiso en nuestro pecho...

Tal vez sean el aliento de la esperanza o de la pena...

Hermoso su texto, estimada!!!

Abrazos muchos!

SUSANA dijo...

Hummmm, ese suspiro me resulta sospechosamente conocido!

Me gustó encontrarlo en tus líneas. También me gustó la ternura y delicadeza con las que lo agasajaste. Es que sos una gran anfitriona de sentimientos, Adita!

Mi beso cariñosísimo para Vos!

SUSANA dijo...

Hummmm, ese suspiro me resulta sospechosamente conocido!

Me gustó encontrarlo en tus líneas. También me gustó la ternura y delicadeza con las que lo agasajaste. Es que sos una gran anfitriona de sentimientos, Adita!

Mi beso cariñosísimo para Vos!

Jorge Arce dijo...

Compartir suspiros, leer, retomar el camino, asombrarse. Un abrazo

amaliovilla dijo...

me gusta el cambio...

...

a veces somos el suspiro. a veces vagamos por los bancos de las plazas, esperando el cruce con otro suspiro, que no llega.

Ada dijo...

Jorge: que linda tu visita. También fuí por tu espacio y me encantó. Abrazo

Amaliovilla: y si no llega..volvemos a suspirar. Abrazo enorme!

Adolfo Calatayu dijo...

Susanita: no te repitas !!!
Jajajajajajajajajajajajajajajaja

Perdone la digresión,queridísima Adita (no pude evitarlo,como tampoco lo que viene a continuación,usted es mi amiga y me banca no?),pero resulta que me hizo acordar a una letra de Bécquer (sí,que horror),que memoricé de adolescente (eran otras épocas recuerde que soy una antigualla),y que decía así:
"¡Los suspiros son aire y van al aire!
¡Las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer, cuando el amor se olvida
¿sabes tú adónde va?"

Mirá,en este preciso instante me estoy muriendo de risa
jajajajajajajajajajajajajajajajaja
el tipito no podía ser tan cursi,era tremendo !!!
Perdoname che,lo tuyo es delicado y yo me vengo con esta zanguangada.
cariños sonrojados...

Ada dijo...

Adolfo: pero que peleador resultó ser!! Susana no se repite, se duplica para satisfacción de sus lectores. Y su comentario... es puro dulce de leche con miel en bombones de chocolate,jaja. Un beso enorme

Susi: justo me elogías la hospitalidad y ni siquiera te agradecí el comentario! te mando un abrazo grande, grande y doble!!